IMPORTACIONES SERLU

mascarillas higiénicas

MASCARILLAS

¿Hay que usar mascarillas?

Empecemos por la parte fácil… ¿Por qué España no se ha abastecido de mascarillas en cuanto se supo de la existencia del virus? Nosotros opinamos que han existido varios problemas. 

El primer problema en este país, es la burocracia. Casi hay que rellenar papeles hasta para solicitar una solicitud. Teniendo en cuenta esto, esta claro que el factor tiempo, si no iba a ser prioridad en la compra de mascarillas, por lo menos se iban a retrasar. Cuando el dinero sale de las arcas del Estado, se tienen que poner de acuerdo los políticos y claro, si nos esperamos a que la política cumpla con un objetivo a tiempo, podemos peinar canas para entonces.

Otro de los problemas, ha sido la tramitación de la compra de las mascarillas. La embajada de España consultaría a la embajada China, donde comprar material sanitario en China de forma fiable. Se les facilitaría una lista. Y por las razones que sean, a España no le interesó comprarlas ahi. Piensa mal y acertarás. Pero mejor no lo pensemos. No hubiera habido ningún problema si no fuera porque las mascarillas que se importaron eran una absoluta basura. Y esto pasa porque no se revisó la mercancía como se debería en cualquier importación. Imagino que tampoco confirmaron la procedencia de los certificados o el historial de la fábrica. 

En cuanto a China, nada mas empezar el “rollo” del virus, todo ciudadano chino con amigos, familiares o incluso conocidos de amigos o familiares que estuvieran en el extranjero, rogó por favor que buscase mascarillas de 3M para enviarlas directamente a sus domicilios particulares. En China, empezaban a escasear y eso que es la fábrica del mundo. Cuando las mascarillas 3M empezaron a desaparecer de farmacias y ferreterías, ya les valían de cualquier tipo. Toda persona que viviera cerca de las “zonas calientes” conocía a alguien directa o indirectamente que estaba padeciendo la enfermedad. El caos se apoderaba de las mentes y aunque ya habían pasado el sars anteriormente, esta vez parecía mas serio. Hasta el gobierno lo anunciaba así. 

Pasado el caos, la psicosis y los abarrotamientos completos en urgencias… China se preparó para superar el confinamiento que habían pasado durante semanas. Fábricas de cualquier tipo, zapatos, paraguas o papel, se renovaron y convirtieron sus fabricas y trabajadores en cualquier producto relacionado con el covid. Una gran mayoría, mascarillas. Y aqui es donde china, dió manga ancha durante un tiempo. Y aqui es donde España elegiría a saber que tipo de fábrica, hahahaha. Por otro lado, China al conocer la demanda mundial de productos sanitarios, en vez de cerrar talleres de mala muerte, lo que hizo fue publicar una lista negra, donde prohibía la exportación de estas empresas. Podían seguir vendiendo a nivel nacional…(algo ilógico pero cierto), pero nunca realizando exportaciones intentando que no afectara a su reputación. Como no conseguían reducir el numero de “estafas”, lo que hicieron fué publicar otro listado con empresas totalmente de fiar. ¿Quien compró aquí? España ya sabemos que alguna vez seguro que no.

El mundo entero necesitaba mascarillas, y en lo mas alto de la ola de miedo al covid, todos los paises se estaban haciendo con todas las mascarillas posibles. La demanda era tan inmensa que el precio de coste se ha llegado a multiplicar por diez. Cada vez que preguntabas al proveedor cuanto valían las mascarillas, el precio incrementaba. ¡Y preguntabas al mismo proveedor! 

Visto todo esto, ya podemos entender porque al principio nos alentaban de usar mascarillas. ¿Que mascarillas? ¡Si no las había! Mas tarde, nos hicieron la picha un lio con usar un tipo u otro, quien debería de usarlas o no, incluso era peligroso usarlas… Finalmente, con un sobrestock (imagino…) ya han impuesto la absoluta obligación de usarlas con peligro de multa… Y es que es normal que haya gente que no quiera usarlas, en pleno verano y tras decirnos dia y noche por la tele que las mascarillas era cosa de magufos o japoneses. 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *